Café descafeinado

¿Cuántas veces has pedido un café descafeinado después de la cena por miedo a no poder dormir? Los que amamos esta infusión, conocemos a la perfección sus propiedades estimulantes. Sin embargo, nos negamos a renunciar a su sabor.

El café descafeinado es una alternativa muy extendida en occidente, prueba de ello es que la mayoría de marcas importantes ofrecen variedades descafeinadas de sus productos. Aunque hoy en día parezca que el descafeinado ha estado siempre ahí, su descubrimiento es bastante reciente, concretamente la primera patente data del 1905.

Esta variedad, siempre ha despertado preguntas y curiosidades entre los consumidores. Desde la cantidad exacta de cafeína, hasta sus supuestos efectos nocivos sobre la salud. Incluso para los más curiosos, se preguntarán los diferentes métodos que se utilizan para su obtención. Por ello, en este artículo, vamos a intentar dar respuesta a todas esas dudas.

Propiedades del café descafeinado

Una bandeja de salida con granos de café descafeinado

En la actualidad, esta variedad es una buena alternativa para el café tradicional, pues el café descafeinado conserva mayor parte de las propiedades del café común.

Eso es debido a que el proceso de extracción apenas afecta a la naturaleza del grano. De hecho, en algunos procesos, varios aceites naturales con efectos positivos sobre la salud son segregados por los granos. Eso consigue preservarle cualidades tales como antimicrobianas, antiinflamatorias o antitumorales.

¿El descafeinado conserva algo de cafeína?

Probablemente esta sea una de la pregunta más frecuente que suele surgir cuando hablamos de café descafeinado. La realidad, es que no existe ningún método que la elimine completamente la cafeína. Sin embargo, si es posible reducirla sustancialmente.

Para ponerte en perspectiva, una taza de café normal suele contener aproximadamente unos 100 mg de cafeína. Mientras que la misma cantidad de descafeinado, suele contener unos 2 mg. Por lo que comparativamente, la cantidad es ínfima.

Efectos sobre la salud

Algunos estudios indican, aunque no demuestran definitivamente, que el café descafeinado ayuda a controlar la diabetes tipo 2, la demencia y la progresión del Alzheimer. Además es un poderoso antioxidante, y eso implica, según ciertos estudios, que podría ayudar a reducir el envejecimiento de las células, lamentablemente, aun no ha sido contrastado científicamente.

Como todo, es un consumo moderado lo que marca la diferencia. Si tomamos entre dos y tres tazas al día, nos podemos beneficiar de la mayoría de sus propiedades. Sin embargo, algunos de los procesos utilizados para extraer la cafeína, pueden dejar ínfimos trazos químicos en el café, los cuales no son recomendables para el consumo humano en grandes cantidades.

Café descafeinado y el colesterol

La relación del café descafeinado y el colesterol es un tema del que se ha hablado mucho. Varios estudios científicos han mostrado indicios que la ingesta de entre 4 y 6 tazas de este producto, puede hacer aumentar un 10% el nivel de colesterol malo en la sangre.

No obstante, otros estudios señalan como posible responsable de este aumento a la preparación del café, no al producto en sí mismo. Es decir, todos los aditivos que solemos usar para un preparado, como por ejemplo, leche, azúcares o incluso licores.

Efecto en las embarazadas

¿Afectará el café a mi bebé? Esta es una pregunta muy delicada, y frecuente entre las familias embarazadas, y que adoran esta infusión. La verdad, es que tal y como hemos comentado anteriormente, el café descafeinado conserva una cantidad muy reducida de cafeína, por ello, se recomienda consumirlo con moderación.

Lo que se suele recomendar, es mantenerse en el intervalo de entre una y dos tazas al día, para embarazos que no sean de riesgo. En los casos con mayor riesgo, se recomienda que se evite completamente.

Beneficios del café descafeinado

Entre otras de las virtudes del café, el descafeinado cuenta con una serie de propiedades, que ciertos estudios han indicado que podría tener ciertos beneficios extras.

Uno de los más relevantes se encuentra tras consumir una cantidad de aproximadamente dos tazas al día. Es en ese caso, cuando se han encontrado indicios que puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir cáncer de recto. Pero es algo que no está demostrado completamente, y no recomendamos basar la ingesta de esta infusión como tratamiento médico alternativo.

El descafeinado y sus contraindicaciones

El café descafeinado puede tener algunas contraindicaciones para la salud. La mayoría de estas contraindicaciones, están relacionadas con el método utilizado para la extracción de la cafeína.

Pues cuando se someten los granos de café al proceso de descafeinización, pueden aparecer sustancias provenientes del grano que se mezclan con los aditivos químicos usados en el proceso. En algunos casos, estas sustancias pueden influir en la salud del corazón, o los estados de ansiedad de la persona.

El aroma del descafeinado

Como saben los buenos amantes del café, el aroma de este supone una de las propiedades más relevantes del café. De hecho, el café contiene más de 400 sustancias orgánicas distintas, que dada su perfecta combinación le otorgan su aroma y gusto característico que tanto disfrutamos.

Lamentablemente, la consecuencia más notable en los descafeinados, es que la mayoría de procesos de descafeinización, suelen eliminar alguna de estas sustancias.

Pero, ¿puede perder totalmente su aroma? La realidad es que no, con los métodos actuales, el impacto en el aroma del producto final, es muy difícil de detectar por el olfato humano.

Y ¿por qué sucede? la cantidad que se pierde está muy relacionada con la agresividad del método utilizado y la calidad del grano. A mayor calidad y menor agresividad, más aroma y matices conservará. De hecho, los primeros cafés descafeinados, marcaban una gran diferencia con los tradicionales, pues los primeros métodos eran muy rudimentarios, y eliminaban la mayor parte de sus propiedades. Sin embargo, a día de hoy, y con los avances tecnológicos actuales, las propiedades del grano permanecen prácticamente intactas.

Proceso de descafeinar

Molino industrial de café descafeinado

Como veremos a continuación, en las fábricas actuales, se utilizan mayoritariamente cuatro métodos distintos para descafeinar el café.

El uso de los diferentes métodos, está sujeto a los intereses de cada empresa. Sin embargo, todos ellos eliminan en mayor o menor medida sus propiedades cualitativas. Los hay que son químicamente más agresivos, y otros que son más ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.

A base de cloruro metileno

Este es uno de los métodos más sofisticados utilizados para extraer la cafeína del café. Para obtener café descafeinado mediante este proceso, existen una seria de pasos a seguir.

El primero, es aplicar vapor de agua a los granos para abrir sus poros y que aumenten de tamaño. A continuación, se sumergen en el disolvente de cloruro de metileno para quitar la cafeína.

El siguiente paso es hervirlos en agua para limpiar los granos. De este modo eliminaremos el químico de su interior, para que no le llegue al consumidor final. Y por último, llevaremos el producto procesado secar con aire caliente.

La descafeinización con cloruro de metileno, es uno de los procesos más comunes para obtener café descafeinado. Aunque es un disolvente, hay varios estudios que afirman que en dosis muy pequeñas, el cloruro de metileno no es perjudicial para la salud. Sin embargo, otros estudios indican que este disolvente puede aumentar las probabilidades de padecer cáncer.

A partir de CO2

Este es uno de de los procesos más interesantes para conseguir café descafeinado. Mediante el uso de CO2, o el tan conocido gas Dióxido de Carbono. Este fascinante método se divide en dos fases.

En la fase inicial , se humidifica los granos con agua hasta. El objetivo es conseguir un nivel de humedad de entre 30 % y 50%.

A continuación, se introduce el grano humedecido en un cilindro especial. Se trata de un cilindro de extracción de cafeína por medio del gas en condición supercrítica. ¿Esto que significa? alcanzar ciertos niveles de temperatura y presión, para atribuirle al gas CO2 propiedades de difusión de un gas y viscosidad de un líquido. Esta combinación permite separar y quitar la cafeína eficientemente, y sin ser demasiado agresivo con el grano.

Para finalizar, el resto de gas dióxido de carbono es separado del alcaloide mediante agua. De este modo, el ciclo concluye con la última fase, cuando se lleva el grano de café descafeinado es secado.

Mediante agua

El método de descafeinización con agua es uno de los más naturales, y más utilizados en la actualidad. La gran ventaja de esta forma, es que no necesita productos químicos ni disolvente.

El proceso comienza empapando los granos de café en agua con extracto de café descafeinado. El objetivo es permitir mantener el resto de propiedades al mismo nivel.

Posteriormente, mediante un fenómeno de ósmosis, se conseguirá que la alta concentración de cafeína del grano, se disuelva en la baja concentración de cafeína que tiene el agua.

El efecto de ósmosis consiste en poner dos líquidos separados por una membrana semipermeable. Un líquido tiene alta concentración de cafeína y el otro no. Y por efecto natural, se pasa del uno al otro, sin ningún gasto de energía y de forma espontánea.

Y como etapa final, se procede al secado del grano.

Usando triglicéridos

Para elaborar café descafeinado, se utiliza una técnica basada en el uso de triglicéridos.

El proceso comienza empapando el grano de café, en una mezcla de agua hirviendo y concentrado de café para atraer la cafeína hasta el exterior del grano.

Una vez realizada esta primera parte, los granos se introducen en otro recipiente con extractos de aceites de café, los cuales provienen de dejar en remojo los posos del café. En esa sopa, se deja su contenido a fuego para que hierva.

Al cabo de unas horas hirviendo, los triglicéridos se llevan la cafeína, pero no las partículas aromáticas. Pues ahí está el gran beneficio de utilizar este proceso.

Por último, los granos son separados del aceite y llevados a secar, justo para tenerlos listos para el mercado.

Historia del café descafeinado

Como parte de la larga historia del café, el primer café descafeinado de la historia data de 1820. Su desarrollo vino de la mano del químico alemán Friedlieb Ferdinand Runge. En un primer momento, éste nunca tuvo la intención de comercializarlo dada su vocación cinetífica. Después de enseñarle los resultados de su trabajo con el extracto de belladona con el poeta Goethe, éste le motivo a aplicar sus conocimientos en el café, para que poco después descubriera la cafeína.

La primera persona en desarrollar y comercializar el café descafeinado fue el comerciante alemán Ludwig Roselius en 1903. Más tarde, por el año 1905, pudo patentarlo. La casualidad quiso que en 1903 un gran cargamento de café propiedad de Roselius cayera al mar. La sorpresa vino cuando el comerciante descubrió que el café había perdido gran parte de su cafeína sin apenas interferir en el sabor.

Roselius fundó la Kaffee HAG, la primera empresa en producir y comercializar el café descafeinado. El proceso original que usaban era un tratamiento de vapor mezclado con diversos ácidos. Posteriormente, se descubrió un nuevo proceso más eficaz que usaba el benceno. Sin embargo, ese proceso quedó descartado cuando se demostró lo perjudicial que es para la salud. Kaffe HAG comercializó este producto por toda Europa.

Café descafeinado en el mercado actual

Según el observatorio del Centro de Comercio Internacional, el consumo de café descafeinado ha disminuido hasta suponer el 10% de las ventas de café mundiales. Este dato parece indicar que los consumidores ya no están tan preocupados por la cafeína, o demuestran una mayor tolerancia a ésta. Además, puede que influya el hecho de que debido a estos procedimientos extras, su precio se algo superior.

A pesar de ello, el Sur de Europa sigue siendo su mayor consumidor y productor. Es por eso que son en estas regiones, donde se produce la mayor parte del café descafeinado del mundo.


Esperamos que te haya sido de utilidad este artículo. Si crees que le puede interesar a más gente, te animamos a que nos compartas. Para cualquier cosa que quieras consultarnos, te animamos a comentarlo. Gracias 🙂

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *