Descubre la realidad del café verde

Si existe un tipo de café realmente popular, ese es sin duda el café verde. Mucho se ha hablado, y se seguirá hablando sobre él. Aunque la realidad, es que más allá de sus efectos milagrosos en nuestra salud, poca información precisa se suele encontrar.

En este artículo quiero que descubras exactamente qué es el café verde, de dónde surge, y qué beneficios nos aporta. ¡No permitiré que marches sin despejar todas tus dudas! 😉


 

¿Qué es exactamente el café verde?

Dos tazas con café uno natural y el otro común

Se trata, básicamente, del grano de café sin madurar ni tostar, ¡¿what?!, sorprendente, ¿verdad?, es tan sencillo como una semilla cruda y sin procesar, seguimos. La planta que produce estas semillas es el cafeto,  este arbusto produce un tipo de fruto en forma de cereza, cuyo interior guarda dos semillas de café. Cuando aún no han madurado, todavía conservan el color verde, y ese es el momento en el que se recolecta el café verde.

Se toma al natural, ya que a diferencia del café común, lo que interesa es conservar la mayoría de sus elementos nutritivos. Aunque por contra, pierde atractivo para su consumo, porque es más amargo y apenas tiene sabor y aroma.

La razón por la que el café tradicionalmente se tuesta, es porque mejora su aroma y sabor. Además, en muchos países suelen agregar un poco de azúcar para potenciar el gusto caramelizado. Sin embargo, este proceso elimina algunos de sus componentes alimenticios, según algunas investigaciones recientes, como la siguiente.

Una curiosidad que debes saber es que, también se le suele llamar café verde a cualquier tipo de grano sin tostar. Aunque lo oficialmente correcto, según la Federación Española del Café, es que la semilla aún no haya madurado. Para que veas la diferencia, siempre puedes comprarte una bolsa de muestra para formarte una opinión más completa.

Café verde en granos - Precio 4€
Café verde en granos – Precio 4€

Comprar granos de café verde


 

¿De verdad adelgaza?

Cinta métrica

Su fama procede principalmente de las propiedades adelgazantes que le han atribuído. Pero, ¿qué hay de cierto en eso?, ¿realmente funciona?

Lo primero que debes saber, es que el resto de cafés también tienen atributos en común con esta variedad, que favorecen la pérdida de peso. Pero como el verde se toma sin apenas procesar ni tostar, conserva una familia de nutrientes, que supuestamente, te ayudarán a reducir algunas tallas.

Nos referimos al ácidos clorogénicos, que es donde reside todo su supuesto potencial adelgazante. Existen multitud de estudios, que muestran cierta correlación entre el consumo de este compuesto, y una mayor facilidad para perder peso.

Aunque, cada vez hay más evidencias, aun no se ha podido demostrar con total seguridad, que el café verde ayude a perder tallas.

Por ejemplo, algunas investigaciones, como este y este, han conseguido relacionar la ingesta de este ácido, con la disminución de la absorición de grasas. Otros han mostrado indicios que el tracto digestivo asimilará menos carbohidratos, aquí y aquí puedes entrar en detalle de cada uno de ellos. Incluso otros, como por ejemplo este, han dado muestras que ayuda a minimizar la cantidad de colesterol en sangre.

Todos esos estudios están muy bien, el problema, es que muchos de ellos están patrocinados por la industria cafetera, y se ha ido viendo que muchos son incompletos, o no acaban de dar resultados sólidos. Aquí puedes encontrar un paper, en inglés, que habla de estas prácticas, no aisladas, de la industria alimenticia.

Entonces, ¡¿adelgaza o no?! La respuesta es que aún no se sabe. Hay muchos indicios que indican que sí, pero ninguno de ellos lo han demostrado con total certeza.


 

¿Otros beneficios para tu salud?

Conjunto de frascos con fármacos

Entonces, ¿únicamente sirve para perder peso?, ni mucho menos, ya que esta semilla, además, contiene propiedades muy apreciadas por nuestro cuerpo, y que gracias a ellas, le ayudarán a que funcione mejor.

Un efecto muy potente que se ha observado, es que el café verde ayuda a absorver mejor la glucosa. Se cree que debido a este efecto, podría servir como agente protector contra la diabetes. Aquí tienes uno de los estudios que muestra esos indicios.

De confirmar este efecto, estaríamos ante un descubrimiento muy prometedor para las personas con este problema, lamentablemente, no existe todavía ningún estudio que demuestre al cien por cien estas afirmaciones, y por tanto aún hay demasiadas discrepancias entre la comunidad científica.

También se cree que influye en mejorar la regulación de la presión arterial, reduciendo el riesgo de infarto. Aunque, como en el caso anterior, estas hipótesis proceden de investigaciones realizadas sobre animales, y sin datos totalmente concluyentes. Aunque no por ello dejan de ser resultados positivos, y a tener en cuenta.

Además, dado que, al fin y al cabo, no deja de ser café normal sin madurar, esta modalidad sigue aportando los mismos beneficios que el café tostado. Por si te interesa, aquí tienes un completo artículo de este mismo blog, en el que encontrarás una explicación detallada sobre cada uno de ellos.


 

¿Cómo se consume?

Taza repleta de semillas verdes

El café verde se toma en forma de infusión, y generalmente se suele preparar de dos formas. Es curioso porque se sabe que esta era una de las primeras formas de tomar el café, a veces lo antiguo vuelve para recordarnos que algo de sabiduría tenían 🙂

La primera, se basa en filtrar agua caliente por granos molidos o enteros. Con tan solo tres sencillos pasos, lo tendrás listo:

  1. Colocamos unos 50mg de café en un cazo o recipiente para calentar agua. Y luego le añades 200ml de agua.
  2. Calientas el recipiente hasta llegar al punto de ebullición.
  3. Bajas la intensidad del fuego, conservando calor suficiente, como para mantenerlo en el punto de cocción durante 15 minutos.

Después de cumplir con esos pasos, ya tienes lista la infusión. Es al finalizar ese proceso, cuando se recomienda agregar cualquier tipo de endulzante. Los más comunes son el azúcar, la miel, o edulcorantes como estevia o sacarina. Aunque también puedes elaborar un poco más la presentación, en muchas recetas, incluso, se le acompaña con frutas.

La otra modalidad requiere que te armes de paciencia. Su preparación es mucho más lenta, pero conseguirás resultados mucho más intensos. Tan solo necesitarás un recipiente con agua y granos de café. Éstos deben estar en remojo al menos durante 24 horas. Pasado ese tiempo, el agua se habrá quedado totalmente impregnado por la esencia del café, dando lugar a un líquido verdoso, y con un intenso aroma.

El siguiente paso es agregarle agua a ese brebaje, y hervirlo durante unos minutos. El resultado será una infusión más intensa, y con sabor más profundo.


 

¿Dónde lo puedo comprar?

Ejemplo de establecimiento en el que poder encontrar esta variedad

Es común encontrarlo en tiendas de suplementos alimenticios naturales, o especializadas en café. Aunque cada vez más, se está expandiendo a supermercados, y en comercios más comunes.

También podrás comprarlos por internet. Una sencilla búsqueda en amazon, y encuentras más de 100 artículos. Lo pagas, y en pocos días están en tu casa. En muchos casos, como amazon, tienen un servicio de envío a domicilio y postventa, que muchos comercios físicos desearían tener. Lo que nos frena, es que no estamos acostumbrados a hacer este tipo de compras por internet.

Cuando lo vas a comprar, lo vas a poder encontrar en dos formatos

En cápsulas

Recipiente y cápsula de café verde

Éstas contienen semillas molidas. Suele ser bastante caro, su precio varía entre los 10 a 20€, por unas 60 cápsulas. Es el formato utilizado por las grandes corporaciones, y suele ir acompañado con un bonito recipiente, unas vistosas instrucciones, y mucho dinero invertido en márqueting.

Entonces, ¿merece la pena? La ventaja de usar este producto es que ahorras tiempo en la molienda, y el polvo suele estar tratado para que se disuelva mejor en el agua. También, suele indicar muy bien cuáles son las raciones recomendadas, y cómo prepararlo de forma óptima.

Además, cada empresa dedica bastante tiempo y esfuerzo, en introducir pequeñas variaciones, para conseguir un producto mucho más personalizado. Los más utilizados son el jengibre, el abedul, y el zinc. Si te interesa adquirir un pack, aquí te dejo una de las marcas de café verde en cápsulas más populares:

Cápsula café verde - Precio 15€
Cápsula café verde – Precio 15€

Comprar cápsulas de café verde

Granos sin tostar

Tres paquetes con café verde

Esta es la opción más económica, sin lugar a dudas, con precios que rondan los 3€. Se vende en bolsas que contienen los granos de café verde.

Existe una explicación muy lógica para esos precios tan bajos, ya que se trata del formato usado por los pequeños comerciantes. Las grandes multinacionales invierten mucho dinero en personalizar sabores, propiedades, y textura. Además, hacen un gran esfuerzo en publicidad, y en la presentación de sus artículos. Ese sobrecoste, se ve reflejado en un valor económico mayor.

Un buen ejemplo de negocio natural, es el de esta tienda online, especializada en productos ecológicos propios. De modo que, si quieres algo menos industrializado, aquí tienes tu opción.


 

¿Te ha sido útil?, ¿te ha gustado? En cualquier caso, te animo a compartir y a comentar esta entrada. ¡Queremos conversar contigo y mejorar!

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *