Diseño de cafeterías

El diseño de cafeterías tiene una fuerte influencia en la satisfacción final de los clientes. El cuidado estético del local puede determinar a qué establecimiento decidirá ir el consumidor para tomar su café.

Incluso, puede lograr que un simple café se convierta en una experiencia fenomenal, o en una vivencia desagradable, únicamente dependiendo del interior del local.

Fotografía de un establecimiento común

Este tipo de establecimientos han sido tan populares durante los últimos siglos, que prácticamente no existe ciudad o pueblo medianamente grande en todo el mundo, que no tenga alguno.

Las primeras cafeterías aparecieron en Estambul sobre el 1550, adquiriendo gran popularidad en poco tiempo. Eso permitió que se expandieran rápidamente por toda Europa, todo y que al principio estaban mal vistas por las autoridades. En la actualidad, por poner un ejemplo, una multinacional como Starbucks cuenta con más de 5.000 locales por todo el globo.

Como todo lo que se expande de ese modo acaba por diversificarse, también termina por traducirse en un incremento de la variedad de tipos de establecimientos existentes. Por eso, hoy en día, los tipos de diseño de cafeterías se clasifican en cuatro grandes grupos: rústicas, modernas, vintage y comunes.

Diseño de cafeterías rústicas

Imagínate que estás en alguna capital europea en pleno invierno, un frío agudo y cansado después de caminar un buen rato por haber estado haciendo turismo… tu cuerpo te pide beber algo caliente, ¿un café quizás?, en un establecimiento cálido y agradable.

Interior de una cafetería rústica

Las cafeterías rústicas, como puedes ver, son establecimientos que ofrecen una calidez y un confort incomparables. Son lugares para ir a relajarse, charlar tranquilamente y recuperar fuerzas.

La principal causa de esas sensaciones tan agradables se deben a que predomina la madera en el mobiliario, y suele estar acompañado de sofás o sino, de sillas más bien cómodas.

Son establecimientos que suelen encontrarse frecuentemente en países o regiones más bien frías. Sin embargo, también es posible encontrarlos en lugares más cálidos como Barcelona, Madrid Sevilla.

En el norte de Europa, es muy común encontrarse dentro de este tipo de establecimientos una chimenea. ¿Puedes imaginarlo? Nosotros lo hemos probado, en Brujas sobretodo, y la sensación es fenomenal.

Diseño de cafeterías modernas

Vivimos en una sociedad que tiene a simplificar las cosas, que buscas espacios creativos y distintos, y que busca lugares que le hagan sentir cosas distintas.

Interior de una cafetería moderna

Si comparas esta foto con la rústica, verás que son dos tipos de cafeterías completamente distintas. En esta resaltan muchísimo las formas sencillas de todo el mobiliario, el contraste de formas y de distribución de los objetos, e incluso da la sensación de cierta frialdad que está completamente compensada por los distintos tipos de colores.

Este estilo de diseño de cafeterías ha ido cobrando mucha fuerza en los últimos años, especialmente en las grandes capitales y en zonas turísticas, frecuentadas por gente joven como podría ser el caso de Ibiza, Londres o Nueva York.

Es curioso, porque este estilo incluso está llegando a las empresas. Cada vez hay más compañías que modifican una parte de sus oficinas para ofrecer a sus trabajadores una cafetería… sí sí, esto no está solo en Estados Unidos, la mayoría de empresas de internet, incluso las Españolas, lo están ofreciendo. Lo curioso del caso, es que el diseño de este tipo de cafeterías suele ser moderno, así que tarde o temprano será bastante común para todos nosotros.

Diseño de cafeterías vintage

Antes de empezar a hablar sobre este tipo de diseño de cafeterías, creo que es mejor que sepas qué significa vintage, aquí te dejo una breve explicación:

Se refiere a cualquier objeto o moda que no se puede considerar antiguo, pero que tampoco es actual. Y que además, ha ido ganando valor con el tiempo. Un ejemplo típico son los vinilos o algunos modelos de gafas. Via wikipedia.

Generalmente suelen estar ambientadas entre la época de 1930 hasta finales de 1970. Aunque cada vez más, se están incluyendo en esta tendencia objetos de los años 80.

Ejemplo de diseño de cafeterías vintage

Lo más distintivo de estos establecimientos son la cantidad distintos objetos de lo más variopinto que podrás encontrar. Lo más sorprendente es ver el contraste entre esos objetos y los actuales.

Existen dos grandes tendencias, las cafeterías que focalizan su decoración a una época en concreto, por ejemplo en el típico café de carretera de los años 60, o la típica cafetería francesa de principios de siglo.

El otro grupo de diseño de cafeterías vintage es el que está proliferando con mayor fuerza, es el que mezclan objetos de distintas épocas. Por ejemplo, en la imagen que te he puesto de ejemplo se puede ver claramente, tienes una serie de coches en el mostrador que va desde los años 50 hasta los 70, una lámpara que es de principios de siglo y un teléfono de los años 30 o 40.

En cualquier caso, se consigue una ambientación muy interesante y especial, que seguro no te dejará indiferente.

Diseño de cafeterías común

Llegamos al tipo de establecimiento más extendido de todo el mundo. Si tuviera que decir, cuál es la regla que distingue el diseño de cafeterías de este tipo con respecto al resto, mi respuesta sería la siguiente:

Las cafeterías comunes son todas aquellas cafeterías que no pueden ser clasificadas como rústicas, modernas o vintage.

Eso significa que aquí se engloba desde la cafetería del señor Pepe, hasta la cafetería del museo del Prado.

Interior de una cafetería común

Aunque pueden mezclan maderas o algunos objetos que pueden ser vintage o modernos, no se ve un diseño claramente marcado, y en general suelen estar enfocados a un uso funcional.

Hay dos grandes variedades de este tipo de diseño de cafeterías según su localización. Algunos están en excelentemente localizados como museos, centros comerciales o paseos marítimos.

La parte positiva de estos locales, es que generalmente la variedad de cafés es muy amplia, y suelen ofrecer un ambiente agradable y en muchos casos con excelentes vistas.

El otro gran grupo, suele ser mucho más modestos, porque suelen tratarse de pequeños negocios familiares localizados en lugares menos transitados.

La gran ventaja de estos establecimientos, es que por lo general suelen servir muy buen café, pues a diferencia de los otros, este suele ser su punto fuerte. También el trato suele ser distinto, aquí no van los turistas con tanta frecuencia, y por tanto las aglomeraciones suelen ser menores, así que es normal recibir un mejor trato.


 

Si te ha gustado este artículo y crees que le puede interesar a personas que conozcas, ¡te animo a que lo compartas! Ah, y muy importante, si quieres comentar cualquier cosa sobre él, no dudes en comentar este post. ¡Saludos!

 

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *